El hipotiroidismo
El hipotiroidismo. Alimentos que no debes consumir
16 enero, 2019

Una buena alimentación ayudará a tener un embarazo exitoso

Una buena alimentación ayudará a cada individuo a tener una vida saludable, pero la alimentación de los niños y mujeres embarazadas, es muy importante, ya que las necesidades nutricionales cambian durante la gestación, y por ello es fundamental seguir una dieta con recetas especialmente enfocadas para ellas. En este sentido, los expertos han coincido que existen alimentos super poderosos que ayudarán a tener un embarazo sano. Entre los cuales está los siguientes:

Huevos

Además de contener más de 12 vitaminas y minerales, los huevos tienen mucha proteína, la cual es esencial para el embarazo. Las células del cuerpo del bebé, que ahora crecen y se multiplican a una velocidad asombrosa, están hechas de proteínas. Además, tu propio organismo necesita proteínas para el crecimiento y la reparación de los órganos que también se desarrollan en tu cuerpo, como la placenta, el útero y los senos. Los huevos también son ricos en colina, un nutriente esencial para el crecimiento del bebé y la salud de su cerebro, y que a la vez ayuda a prevenir defectos del tubo neural. Además, los huevos contienen ácidos grasos omega-3, que son importantes para el desarrollo del cerebro y la visión del bebé.

Salmón

El salmón no sólo es un alimento rico en proteínas de muy buena calidad, sino que es también una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Comparado con otros pescados, tiene la ventaja de contener bajas cantidades de metilmercurio, un químico presente en alta concentración en muchos pescados grandes (pez espada, caballa del atlántico, blanquillo camello, tiburón) y que es peligroso para el sistema nervioso en desarrollo de un bebé. Sólo recuerda que aunque el salmón contiene bajas cantidades de mercurio, así como el atún (bonito) blanco enlatado y el abadejo, la Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) recomienda que las mujeres embarazadas consuman un máximo de 12 onzas de estos pescados por semana para evitar ingerir demasiado mercurio (3 onzas equivalen a una porción del tamaño de una baraja o mazo de cartas).

Avena

La avena es un grano integral muy rico en fibra. Es una excelente fuente de energía y también es rica en vitamina B1, magnesio, proteína y fósforo, entre otros nutrientes. Las mujeres embarazadas las pueden probar como cereal de desayuno, con leche y frutas, o molida en la preparación de galletas, pastelitos y bollos tipo "muffins". La avena es el ingrediente principal de la granola (avena tostada con frutas secas), la cual combina muy bien con el yogur natural. Comer cereales integrales durante el embarazo es importante porque éstos contienen mucha fibra y nutrientes, incluyendo vitamina E, que protegen las células de nuestro cuerpo. Además de la avena, puedes incluir en tu alimentación el arroz integral, panes y tortillas hecho con harinas integrales, la quinoa (que contiene mucha proteína) e incluso las palomitas de maíz (¡sí, también son un cereal integral!; pero consúmelas sin mantequilla o aceite, y procura no agregarles demasiada sal).

Yogur natural

El yogur natural ofrece los beneficios de la leche de una forma más fácil de digerir y con la ventaja adicional de las culturas activas que contiene (o probióticos) que ayudan con la digestión y pueden fortalecer tus defensas naturales. Es una excelente fuente de calcio, el cual es vital en tu dieta de futura mamá. Si no consumes suficiente calcio durante el embarazo, tu organismo lo extraerá de tus huesos y dientes para que no le falte este mineral a tu bebé. El yogur natural es más sano que los que tienen sabor a frutas, los cuales además de azúcar contienen más conservantes, sabores y colorantes artificiales. Pero si lo prefieres dulce, prueba agregarle fruta fresca picada o endulzarlo con un poco de miel.